Las cosas se parecen
a sus dueños 2014-15

En Las cosas se parecen a sus dueños, Peña continúa la investigación en torno al color que viene desarrollando desde 2006, y crea retratos monocromáticos de perros disfrazados de personajes y situaciones representativas de la cultura popular. El artista hace una reflexión acerca de la manera en que proyectamos nuestros deseos a través de las cosas, y toma como referencia la relación del hombre con los perros.

Durante un proceso que inició hace miles de años, estos animales fueron tal vez los primeros en ser domesticados por el hombre. Lentamente, los humanos fueron modificando el proceso evolutivo de los perros, creando mutaciones artificiales —a través de una selección que tendía a favorecer algunos rasgos particulares— que hoy se derivan en las distintas razas que conocemos. En la actualidad, dichas transformaciones genéticas han generado unas relaciones particulares entre hombres y perros, no solo como animales de compañía, sino también como una prolongación de unos códigos de expresión que se manifiestan en la humanización de las mascotas.

En estas obras, Peña se apropia de imágenes del internet para transformar su contenido mediático y hacer visibles unas dinámicas que pasan inadvertidas por su constante repetición. Más que acudir a la inmediatez de la imagen digital, el artista utiliza estrategias visuales que transforman el tiempo mediático por un espacio de contemplación que se conecta con el proceso de construcción de las obras y la perdurabilidad de las imágenes.

Daniela Cortés

Art. Gotas de acrílico sobre papel, 150 x 120 cm c/u aprox.

perros esteban peña art
perros esteban peña art
perros esteban peña art
perros esteban peña art
perros esteban peña art
perros esteban peña art
perros esteban peña art
perros esteban peña art
peros esteban peña art