Un dia es toda la vida 2016

La instalación artística consiste en una cabeza robótica que proyecta un haz de luz que se desplaza lentamente por el espacio expositivo. Conjunto a la serie de pinturas Coronas de luces , la instalación compone la exposición Creer para ver exhibida en 2016 en la Galería Nueveochenta en Bogotá

En esta primera ocasión la cabeza robótica fue instalada en la sala de proyectos de la Galería Nueveochenta en Bogotá. En lo alto del espacio la cabeza robótica proyecta la imagen del rosetón de la iglesia de la Porciúncula, situada muy cerca al espacio de la galería, simulando el paso de luz a través de los cristales.

La proyección se mueve lentamente por el espacio al igual que lo haría el sol en su movimiento por el firmamento. Cada ciclo tiene una duración de cuarenta minutos, lo que para el espectador desprevenido puede resultar como si la proyección no tuviera movimiento. Dos movimientos circulares componen el ciclo. El primero crea una descensión y una ascensión en la pared lateral, teniendo en la mitad una proyección casi completa en el piso del rosetón. El segundo movimiento circular, recorre las paredes laterales de la galería teniendo en el medio una concentración puntual de luz que lentamente se amplía, y descompone nuevamente para generar el rosetón.

El titulo ¨Un día es toda la vida¨ reflexiona acerca de la temporalidad y de cómo damos por sentado nuestra continuidad día tras día, a la vez que se convierte en invitación a valorar lo que tenemos y vivir el momento presente.

Art. Dimensiones variables.

light installation esteban peña art
light installation esteban peña art
light installation esteban peña art
light installation esteban peña art